Seguimiento de cursos en modalidad teleformación (online): claves para empresas y profesionales

La normativa del Real Decreto 694/2017 introduce la teleformación como una modalidad donde el aprendizaje presencial es mínimo o inexistente, privilegiando el uso de plataformas digitales para la interacción y el desarrollo del curso. La esencia de la teleformación radica en su capacidad para conectar a alumnos y tutores a través de un campus, ofreciendo un marco que permite no solo la transmisión de conocimientos sino también el seguimiento y evaluación constantes.

 

La regulación establece que cada tutor puede manejar hasta 80 alumnos, garantizando así la atención personalizada y la calidad educativa. El seguimiento de los cursos se lleva a cabo mediante tecnologías que permiten analizar la evolución del alumno sin necesidad de presencia física, aunque en situaciones excepcionales pueden realizarse visitas para inspecciones más detalladas.

 

Plataforma virtual de aprendizaje:

La plataforma virtual de aprendizaje (campus) es la piedra angular del seguimiento en tiempo real. Debe cumplir con los siguientes requisitos:

-Accesibilidad, seguridad y diseño universal: Garantizar que todos los participantes puedan acceder y usar la plataforma sin dificultades.

-Interactividad: Facilitar la comunicación entre alumnos, tutores y recursos.

-Gestión de contenidos: Permitir la organización y distribución de los materiales formativos.

-Proceso de aprendizaje sistematizado: Ofrecer un itinerario formativo claro y secuenciado.

-Seguimiento continuo y en tiempo real: Registrar la actividad de los participantes.

-Evaluación: Medir el progreso y el aprendizaje de los alumnos.

-Asistencia tutorial: Permitir la comunicación entre tutores y alumnos.

 

Seguimiento por parte del SEPE:

 

El SEPE puede realizar un seguimiento de las acciones formativas en modalidad teleformación, tanto durante la ejecución como posteriormente.

Verificaciones durante la ejecución:

  • Requisitos técnicos de la plataforma.
  • Contenido virtual de aprendizaje.
  • Interacción de alumnos, tutores y recursos.
  • Cumplimiento del itinerario formativo.
  • Realización de actividades de aprendizaje (mínimo 75%).
  • Asistencia tutorial.
  • Verificaciones posteriores a la finalización:

 

Recomendaciones para empresas y profesionales:

 

  • Elegir una plataforma virtual de aprendizaje que cumpla con todos los requisitos.
  • Designar tutores con formación y experiencia en teleformación.
  • Garantizar la participación activa de los alumnos en las actividades formativas.
  • Colaborar con el SEPE en caso de que se realice un seguimiento.

 

El seguimiento en tiempo real de las acciones formativas en modalidad teleformación es fundamental para asegurar la calidad del aprendizaje y la correcta utilización de los fondos públicos. La comprensión de los requisitos y las recomendaciones descritas en este artículo permitirá a empresas y profesionales cumplir con la normativa y aprovechar al máximo las ventajas de esta modalidad formativa.